Los baños para la buena suerte nos ayudarán a mejorar infinidad de situaciones. Realmente sentiremos que nuestra suerte ha cambiado.

¿Por qué son tan efectivos los baños?

Baños Para La Buena SuerteEl agua es un poderoso absorbente de energías. También es nuestro elemento natural. Casi las tres cuartas partes de nuestro organismo es agua. Es el origen de la vida en nuestro planeta, que a su vez, está compuesto por agua en un porcentaje muy parecido.

Los baños son una forma fácil y efectiva de hacer magia blanca. Según el objetivo que persigamos, añadiremos al agua otros elementos como sal marina, plantas, flores, aceites, esencias o minerales. El agua del baño absorberá las energías de estos elementos, que a su vez pasarán al agua de nuestro organismo.

Los baños para la buena suerte no son de higiene personal. No usaremos jabón o champú durante el baño y cuando terminemos, nos secaremos “al aire”, sin ayuda de la toalla.

Existen infinidad de baños para la buena suerte. Su composición dependerá de cual sea el fin que persigamos.
Podemos desear buena suerte en general. O puede ser que busquemos buena suerte en el amor, en asuntos de negocios, o en los juegos de azar.

Baños para la buena suerte en general

Estos baños los empezaremos con luna creciente y los acabaremos con luna llena, durante cuatro días seguidos.

Necesitaremos:

  • Un puñado de sal marina
  • 4 Hojas de Laurel
  • Flores de manzanilla
  • 1 Nuez Moscada entera
  • 9 ramitas de perejil fresco
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada de Miel
  • 1 Punta de cuarzo pequeña
  • 3 monedas
  • 3 velas blancas pequeñas
  • Una bolsita de tela verde o negra

Preparación:

Baños Para La SuerteUn día antes de empezar, después de la ducha normal, tendremos preparado un recipiente con agua templada, donde habremos disuelto un buen puñado de sal marina. Nos lo verteremos por la cabeza para que arrastre hacia el desagüe pensamientos, sentimientos y energía negativa.

Al día siguiente prepararemos una infusión en 2 litros de agua con las flores de manzanilla y el perejil. Le añadimos 3 hojas de laurel, la canela en rama y la miel. Después de media hora lo colamos y le añadimos unas gotas de nuestro perfume.

Lo dividimos en tres partes que vamos a utilizar en tres días distintos.

Mientras preparamos el baño lavamos las tres monedas, y las ponemos junto a la vela, la hoja de laurel restante y la nuez moscada, cerca de la bañera.

Añadimos al agua del baño la tercera parte de la infusión y la punta de cuarzo, y encendemos la vela con una cerilla de madera antes de empezar nuestro baño.

Durante diez minutos, nos imaginaremos las situaciones en las que deseamos buena suerte como ya cumplidas, y nos sentiremos agradecidos por haber logrado nuestros deseos.

Después de los diez minutos salimos del baño y nos secamos sin toalla, dejaremos que la vela se termine de consumir y guardaremos la nuez, las monedas y la hoja de laurel hasta el día siguiente, que con una nueva vela volveremos a repetir el baño.

Después del tercer baño, un día de luna llena, guardaremos las tres monedas, la punta de cuarzo, la nuez moscada y la hoja de laurel en el saquito, que cerraremos con una cinta o cuerda y llevaremos encima, en el bolso o en un bolsillo.

¿Quieres conocer TODO sobre magia para la buena suerte?