La historia de Halloween tiene un origen muy antiguo, miles de años. Se remonta a la época de la cultura celta.

Historia-de-Halloween

 

 

 

 

 

 

 

 

Las tribus celtas dividían el año en dos partes: La época luminosa o de luz, de siembra y cosecha y la época oscura. El paso del periodo de tiempo claro al periodo de tiempo oscuro, se llamaba Samhain.

Aunque la noche de Halloween se celebra un día fijo cada año, entre el día 31 de octubre y el 1 de noviembre, la fiesta de Samhain dependía de la luna llena y se celebraba entre los últimos días de octubre y los primeros de noviembre.

Los celtas, la noche de Samhain, encendían hogueras para festejar el final de las cosechas y el principio de un año nuevo. Para ellos el año se acababa con la época de luz y empezaba con el inicio del periodo oscuro.

Pero no sólo celebraban el inicio de un año nuevo. Las tribus celtas creían que esa noche se abrían las puertas a otros mundos y a través de los druidas, intentaban comunicarse con los difuntos para que les guiaran y les protegieran. Creían que esa noche los espíritus de sus antepasados difuntos volvían al mundo de los vivos para visitar sus hogares y a sus familiares. Así como los difuntos podían pasar a este mundo, los vivos podían cruzar a otras realidades. Los vivos y los muertos se entremezclaban.

Para que los espíritus estuvieran contentos, les dejaban comida y bebida en el exterior de las viviendas.

Cuando el cristianismo empezó a extenderse, adoptó y adaptó las costumbres que ya existían. La Iglesia fijó el día de todos los santos (All Hallows day en inglés), el día 1 de noviembre y el día de los difuntos un día después, el 2 de noviembre. La fiesta de Samhain empezó a llamarse All Hallows evening (vísperas de todos los santos) y de ahí fue derivando hasta el actual Halloween.

Durante la Edad Media, el día de los difuntos, se rezaba por los muertos. Según la Iglesia, si se rezaba lo suficiente, las almas del purgatorio podían dejar este lugar y subir al Cielo.

Esta creencia originó la costumbre de ofrecer dulces a los niños para que rezaran por los difuntos durante ese día. Parece que este es el origen del “truco o trato”

También en la Edad Media se empezó a señalar a las mujeres que tenían conocimientos de medicina natural como aliadas del demonio, de quien recibían sus poderes en aquelarres o sabbat.

En el año 1484, el papa Inocencio VIII legitimó la persecución de las brujas, y estas curanderas  fueron perseguidas sin descanso, torturadas y quemadas en hogueras en las plazas públicas. Aunque también había brujos, estos no fueron perseguidos de la misma manera.

En algunos países la persecución de estas mujeres fue tan salvaje que en muchos pueblos la población femenina casi desapareció.

Otro elemento que falta en esta historia de Halloween es la calabaza hueca con una luz encendida en su interior. El origen de esta costumbre es una leyenda sobre un personaje irlandés llamado Jack, que consiguió engañar al demonio y apresarlo en un saco con una cruz arrebatándole así sus poderes. Sólo lo liberó cuando este le prometió no llevarse su alma jamás.

Cuando Jack murió no podía ir al cielo por sus múltiples pecados, pero tampoco pudo entrar al infierno por el pacto que había hecho con el demonio y que este mantuvo. Lucifer le entregó una brasa del infierno que nunca se apagaba para que pudiera ver por donde caminaba en el mundo de las sombras y Jack acomodó su brasa en un nabo hueco.

El nabo hueco con fuego en su interior, llamado Jack o’lantern (linterna de Jack), fue utilizado para poner en el exterior de las casas y alejar así al diablo y otros espíritus malignos. Con el tiempo los niños cambiaron el nabo por una calabaza hueca donde era más fácil introducir una vela sin que se apagara y es un fruto que se recoge en esta época del año.

Estas distintas tradiciones, las hogueras de Samhain, las oraciones para las almas del purgatorio a cambio de dulces, las brujas, el nabo o calabaza hueco con una luz en su interior y el día de los muertos, se unieron en esta celebración de la noche de Halloween dando lugar a esta fiesta tal como la conocemos hoy.

 

Ritual para la noche de Halloween