Noche-de-HalloweenLa noche de Halloween es una de las noches mágicas del año.

Su origen está en la tradición celta, para los que esta fecha señalaba el principio de un año nuevo. Se acababan los tiempos de sol, siembra y cosecha que empiezan en Beltane (1 de mayo), dejando paso al tiempo frío y oscuro de Samhain (1 de noviembre).

Los celtas dividían su año en dos estaciones: El tiempo de la luz y el tiempo de la oscuridad. El tiempo de la vida y el tiempo de la muerte o tiempo de  descanso, que era tan evidente en la naturaleza.

La noche de Samhain, que ahora se conoce como la noche de Halloween, es la transición entre la vida y la muerte. Esa noche, las fronteras entre estos dos mundos apenas existe y se puede pasar con más facilidad de un reino a otro.

La costumbre de encender fogatas y velas durante esta noche, es para guiar a los difuntos que cruzan los límites y que vienen a visitar a sus familiares y seres queridos.

Como es el principio de un nuevo año,  es el momento idóneo para hacer rituales de limpieza en nuestro hogar, para descartar lo que no queremos en nuestra vida, desprendernos de lo negativo y atraer lo que deseamos.

Al estar abiertas las puertas con el mundo sobrenatural, el contacto con los espíritus es mucho más cercano y directo, por lo que los rituales que realicemos durante esta noche serán  más efectivos y poderosos que los que hagamos en cualquier otro momento.

En algunos lugares se enciende una vela junto a la fotografía de los familiares difuntos, con algunas flores frescas. Se hace para pedirles su protección y cuidados.

Un consejo: Si enciendes velas para realizar algún ritual esa noche, o simplemente para dar luz a los espíritus, no lo hagas nunca en el lugar donde duermes.

Ritual para la noche de Halloween:

Primero hay que limpiar el espacio elegido para celebrar el ritual y quemar incienso en unos carboncillos. También se puede utilizar una varilla.

Necesitarás:

  • Dos papeles blancos
  • Una vela blanca o roja
  • Laurel 5 o 7 hojas
  • Canela en rama

En un papel escribe lo que deseas apartar de tu vida. Todas las dificultades y  limitaciones que has encontrado, enfermedades, los aspectos de tu carácter que deseas suprimir y cualquier otra cosa que quieras alejar de ti.

En el otro papel escribe lo que quieres atraer: salud, prosperidad, amor, alguna persona o algún acontecimiento. Cuanto más específica y claramente escribas tus deseos, mayores posibilidades tienes de alcanzarlos.

Si estás al aire libre, puedes hacer un fuego pequeño y seguro; si estás en tu casa, tendrás que utilizar una olla de barro o un recipiente parecido donde puedas verter un poco de alcohol. Préndelo con cuidado y quema el papel en el que has escrito lo que quieres alejar de tu vida. Mientras arde el papel dile adiós a todo lo negativo que se va.

Cuando se haya consumido el alcohol y se haya apagado el fuego por completo, vuelve a poner alcohol en la olla. Hay que tener mucho cuidado, ya que si el recipiente está caliente, el alcohol  puede entrar en combustión. Utiliza poco alcohol y manéjalo con mucha precaución.

Cuando tengas fuego otra vez, quema las hojas de laurel, a continuación el papel con lo que deseas atraer y por último la canela. Mientras arde, visualiza en el fuego como vienen hacia ti tus deseos cumplidos.

Este ritual para la noche de Halloween, con algunas variaciones, se realiza prácticamente en todo el mundo.