Rituales de Magia

Cuando hablamos de rituales de magia, inmediatamente nos vienen a la mente diversas imágenes como pueden ser: magos, hechiceros, brujos y brujas, velas, libros, plantas, piedras, oraciones y demás. Pero alguna vez te has preguntado ¿Qué es un ritual mágico? Y más aún, ¿Cómo se realiza?

Para responder a la primera pregunta “¿Qué son los rituales de magia?” tendríamos que escribir todo el día, pero basta con decir que un ritual mágico es un acto mediante el cual un mago (ya sea hombre o mujer), realiza un artificio para manipular las energías del universo con el fin de conseguir un resultado determinado.

Los rituales de magia pueden ser terrenales, cuando se utilizan elementos físicos o materiales para su realización (velas, inciensos, cuarzos y otros objetos) o pueden tener un aspecto más sensorial. En estos últimos se utilizan oraciones, acciones y plegarias, para lograr el objetivo determinado que se persigue.

Para responder a la segunda interrogante “¿Cómo se realizan los rituales de magia?” es necesario comprender que el acto que realizamos, pretende manipular las energías del universo para conseguir una acción personal.

Si queremos realizar un ritual, veremos que existen instrucciones y métodos para llevarlos a cabo y obtener los resultados positivos que deseamos. Esto significa que uno debe prestar especial atención a las instrucciones y tomarse con seriedad cada procedimiento, oración y plegaria que hay que realizar, de lo contrario el ritual de magia no tendrá el efecto que estamos esperando obtener.

Es importante recordar que cuando realizamos rituales de magia, vamos a estar invocando energías del universo, por lo tanto es necesario agradecer los resultados que vamos a obtener. De igual modo, es de gran valor que el mago o maga, se concentre en cada detalle y tenga una visión clara de lo que desea. Es necesario tener completa claridad sobre el objetivo que perseguimos para que el ritual funcione de la mejor manera posible.

Cuando terminemos nuestros rituales de magia, los cerraremos de forma adecuada. Para ello será necesario que el mago o maga despida adecuadamente a todas las fuerzas invocadas. De este modo no interferirá con el equilibrio universal y al mismo tiempo se liberará de sus propias tensiones, que han sido generadas durante la realización del ritual.